+ CREMERIA ES EL REY

31.10.2015


novedad

 

El rojinegro gritó campeón y ya cuenta con una nueva copa en la vitrina. Sexto título a nivel local.

Mucho ha pasado esta temporada. Tres entrenadores, los tres ganaron los clásicos, uno de ellos muy polémico y del que no vale la pena hondar en los detalles. Un entrenador que se fue con los más grandes laureles, dejándole su lugar a otro que llegaba en igualdad de condiciones, porque entre los dos, marcaron un antes y un después en el básquetbol rojinegro. Hablamos de Federico Giulianelli y Marcelo De la Fuente, que junto a Daniel Venencia, gestaron este séptimo título (contando el Campeonato Argentino), con un grupo de jugadores formidables, un grupo humano impresionante, que siente, sintió y sentirá la camiseta como nadie.

Si a comienzos de año, alguno preguntaba quién era el posible campeón, la respuesta era Norte, pero acá, de este lado sabíamos del potencial, sabíamos de hazañas y el viernes 30 de octubre de 2015, quedará marcado como una más, porque los dirigidos por De la Fuente siempre la pelearon de atrás, empataron y remontaron una serie que para nada los tenía como favoritos, porque después de haber sacado una luz de 21 tantos en el segundo cuarto (10-31), paso a perder por cuatro (37-41) y volvió a reponerse, gracias a un grupo de chicos que siente la camiseta como nadie.

Arrasador arranque de Franco Giachetti, que no venía teniendo una gran serie final, pero el joven rojinegro tuvo un primer tiempo formidable, robó dos pelotas claves en el comienzo y logró ocho tantos. Lo propio para Hames en el poste bajo, logrando cinco rebotes fundamentales (10 rebotes y 2 tapas en su planilla). Con todo esto, el Negro lograba un primer cuarto con un resultado inesperado, ganándolo por 10-24. 

Posteriormente, vino la reacción de Norte, con el ingreso del Tato Chiana, a quién le costó meterse en juego, pero que cuando calentó motores, logró siete tantos consecutivos para la remontada del equipo de Cuppulutti, que finalizó el primer tiempo cinco puntos abajo.

El tercer período fue de los locales, que acompañados por el público lograron pasar al frente, pero el sentimiento pudo más y a nuestros pibes se les notaba en la cara, en festejar cada punto como si fuera el último, así lo vivían, Hames, Giachetti, Avenali y Guillén, que eran contenidos por los mayores, los que ya son más nuestros que de cualquier otro, como Pepe, Curly y ahora también, Juanpi Camino.

Cremería resucitó, en realidad no resucitó, logró el empujón de los cientos de hinchas que llegaron al Jorge Ferrero y apareció con más fuerza que antes, tomando las riendas del partido. Pasó al frente por nueve (56-65) y ya, por más que Norte se acercara a dos o tres tantos, sería imposible alcanzarlo.

La hazaña llegó, una más, con un entrenador que volvió, como se había ido, campeón y no hay muchos que logran eso. Carcarañá festeja su sexta estrella de la ACB, su séptimo título en la historia (’83, ’06, ’07, ’09, ’12, ’15 y Argentino de Clubes 2012/13) en una serie de las más parejas de los últimos tiempo, emotiva por donde se la mire.

Una vez más les decimos gracias a todos, desde la sub comisión, que por muchos años, mantuvo a esta generación dorada, pasando por los jugadores, entrenadores y el público que acompañó durante la temporada.

¡SALUD CAMPEÓN!

...

NORTE (68)

 

CARCARAÑÁ (75)

 
F. Borsellino
15
G. Avenali
10
F. Nuñez
2
F. Giachetti
21
A. Wortzel
15
A. Fernández
17
J. Torresi
13
J. P. Camino
9
G. Bronzino
4
E. Hames
15
       
C. Cuppulutti
6
M. López
0
A. Chiana
13
P. Pirani
0
   
F. Guillén
3

DT: A. Cuppulutti

 

DT: M. De la Fuente

 

...

PARCIALES:

10-24 / 34-39 / 54-52

ÁRBITROS:

Pérez - Moncada

... 

 

Las voces del campeón:

Maximiliano “Sacho” López:

“Este campeonato es de Fede y del Chelo, somos campeones porque somos una familia. A este campeonato me lo llevo en el corazón, por como ganamos una serie por demás de difícil”.

Franco Giachetti:

“Soy un agradecido del club, ahora me toca irme y ya tengo ganas de volver. En este momento tengo una alegría terrible, por todos los momentos lindos que pase y todos los torneos que ganamos”.

“Mis compañeros tienen unos huevos terribles, porque levantamos un 1-2 en una final imposible y salimos campeones acá en Armstrong, lo que conseguimos es impresionante, no hay más palabras”.

Gino Avenali:

“Creíamos que la serie se nos escapaba cuando perdimos la tercer final, pero demostramos ser los justos campeones con este partido”.

Pepe Fernández:

“Es una alegría total, la más grande, porque fue la consagración de los chicos que ya no son tan chicos. Enrique (Hames) que no venía con una buena serie metió triples, tapas, agarro rebotes, en momentos de partido, donde el clima estaba bastante caldeado y nosotros los más grandes no encontrábamos respuesta. Giachetti, lo mismo, tuvo un arranque arrasador junto con Gino (Avenali), todos, todos ellos que hoy son mis amigos, todos los chicos que yo vi crecer”.

“Mientras me den las piernas y la gente me siga aceptando, siempre voy a elegir mi casa para jugar y mi casa es Cremería”.

Marcelo De la Fuente:

“Se invirtió la serie del 2005, cuando nosotros habíamos ganado todos los partidos de la regular y en la final se nos lesionaron Dobboletta y Quiroga, ahora a ellos se les lesionó Chiana”.

“Es una gran alegría, una más, en un club que me dio muchas cosas y siempre me hace sentir muy querido”.

“Soy un afortunado en poder volver y repetir campeonato. Veo la cara de algunos amigos, como de Pepe y Curly, que los traje yo hace diez años, a los demás los ponía en primera cuando eran cadetes, como Enrique, Sacho, que los quiero como si fueran mis hijos”.

“Acá hay mucho mérito de Fede Giulianelli que piloteó el barco hasta hace tres meses, él fue el que le dio una filosofía de juego a este equipo, más allá de que en muchas cosas pensamos igual, porque fuimos un equipo por varios años”.

“Cuando el jueves estábamos cenando todos juntos, sentía que éramos campeones, porque ya no hay equipos que tengan jugadores surgidos en el club que sientan la camiseta como ellos y además Pepe y Curly ya son más del club que los otros”.

“Es una alegría inmensa, ya estoy grande, me emociono y también porque al club lo quiero muchísimo”.