+ BALANCE DEL AIKIDO

19.12.2011


novedad

 

    El Dojo Kiawase es el nombre técnico donde el Aikido del Club Atlético Carcarañá desarrolla sus entrenamientos. A cargo del mismo está Gastón “Coco” Marks, quien líneas abajo hará una síntesis del año debut en Cremería de este particular arte marcial y dará a conocer sus primeros deseos para la temporada que se avecina.

 

    - ¿Cómo se ha desarrollado la disciplina en el 2011?

    - El desarrollo ha sido muy bueno desde todos los aspectos. En el institucional hemos contado con el apoyo del Club de una manera muy óptima, una gran disposición. Desde lo emocional, se ha logrado ganar en el alumno una predisposición para una práctica seria porque se han propuesto ellos mismos no dejar la disciplina. En el tercer mes ya estábamos contando con no menos de 18 alumnos y hemos llegado a tener sobre el final del año unos 27 alumnos. Esto significa que se ha logrado conformar un grupo que rápidamente se interesó por la disciplina, ya que en apenas 15 días se formó la Subcomisión, la cual ha trabajado muy bien.

    - ¿Cómo ha sido el crecimiento en la parte organizativa?

    - Ha sido muy bueno. Cabe decir que, a modo de referencia, hacia fines de noviembre, cuando cumplimos ocho meses de práctica ininterrumpida, nos autoregalamos 16 metros cuadrados de colchonetas que conforman el tatami. Es decir, el tatami que tiene el Club pasó a medir 10 por 8 metros, y esto es para mayor comodidad para el alumno a la hora de practicar. Es decir, con los ingresos obtenidos por las distintas actividades que hicimos, logramos esto que bienvenido sea para la gente de Judo y de Taekwondo que también lo utilizan.

    - Una de las mayores diferencias entre el Aikido y el resto de las artes marciales radica en el hecho de la no-competencia.

    - No es fácil conformar un plantel de alumnos al que se le inculca que la mayor competencia que deben tener es con ellos mismos. Yo creo que no debe haber mayor competencia que la de superarse día a día. En el Aikido, al no haber competencias ni torneos, se elimina ese egocentrismo que puede tener una persona a la hora de la práctica deportiva. En cambio, aquí tenemos que vernos a nosotros mismos, cómo desarrollar una técnica durante toda la temporada, desde marzo que la he enseñado hasta diciembre en la que ha mejorado y la he aprendido: entonces toda esa competencia que fui haciendo con mi propio ser dio resultados.

    - ¿Por qué las artes marciales están logrando una mayor aceptación?

    - Antiguamente las artes marciales eran cerradas y crípticas a la vez. Con el tiempo se fue abriendo las mentes de los grandes maestros y se fueron dando cuenta que todas las artes marciales son “buenas”… Por ejemplo: antes el practicante de judo no se asociaba tanto con el de taekwondo y viceversa, y esto se aplicaba al aikido, al karate, al kung fu, etc.. Existía un cierto recelo a la hora de hablar bien de otro arte marcial. Hoy ese concepto se ha dejado de lado. El hecho de que hoy sea abierto te da la posibilidad de entablar una buena relación con profesores de otras disciplinas, entonces se pueden desarrollar clases compartidas, en las cuales podemos aplicar y aprender técnicas de las otras artes, además de cruzar distintas experiencias y de crear un clima de camaradería… El hecho de estar tan cerca de Carlos Baleani, mi maestro desde hace 13 años, una persona extraordinaria que además de ser un profesor es un amigo, me ayuda mucho porque ya ha venido a darnos clases, al igual que el 2do. dan Ariel Spinelli. Carlos es 3er. dan, una de las valuaciones más importantes en la provincia. Estar tan cerca del sensei Baleani es un motivo de orgullo para mí y para todos los alumnos del dojo.

    - ¿Qué esperás para el próximo año?

    - Las expectativas son muy buenas, verdaderamente agradables, porque hemos empezado con mucho éxito el 2011 con una nueva disciplina dentro del Club y que ha tenido una adhesión muy buena. Cada vez hay más gente que se interesa, que pregunta… se nota que ha habido una revolución en Carcarañá sobre las artes marciales. Cremería ha incorporado en los últimos dos años al Judo, al Taekwondo y al Aikido: no es poca cosa… La temporada 2012 dará comienzo en los primeros días de febrero, ya que hemos tenido alumnos que en el mes de octubre ya han rendido para los distintos cinturones, y los que no han podido hacerlo en octubre ya estarán preparados para rendir en el próximo abril, que es cuando viene Kurata sensei desde Buenos Aires a tomar exámenes. Sobre la temporada, lo importante es entender que aquí, en nuestro dojo, no se vienen a formar deportistas que sepan realizar técnicas para neutralizar al oponente, sino que se forman personas que obtengan del Aikido una forma de vida.