+ Galería de imágenes - Grupo Centenario



Seguinos en FACEBOOK

» Reseña

Qué difícil contar historias, difícil tarea la de contarles como nació y creció el Grupo Centenario.

Por dónde empezar sino por la primera reunión, el primer amague de formar algo, de unir gente, con un objetivo común… trabajar entre todos y aportar ideas para la Fiesta de los 100 Años de nuestro querido Club. Esa primera reunión fue allá por el año 2005; era verano, nos juntaron en la cocina del Club. éramos unas 15 personas, de todas las edades, con los Colores como única cosa en común. Nos explicaron el motivo: “el año que viene Cremería cumple 100 años, lo vamos a festejar a lo grande y hay mucho para hacer, necesitamos la colaboración de todos y contamos con ustedes”. Palabras más, palabras menos, eso fue lo que nos quisieron decir.

A partir de ahí comenzamos a juntarnos con regularidad, algunos abandonaron, muchos se sumaron. No teníamos nombre, éramos sólo un grupo de gente trabajando para el Club. Discutimos alternativas, necesitábamos saber cómo nos llamábamos, quienes éramos y elegimos un nombre que representaba la finalidad que teníamos: pasamos a llamarnos Grupo Centenario.

Empezamos a trabajar para el Centenario y lo primero que necesitábamos era tener un logo, el logo del Club, adaptado a nuestro cumple número 100.

Hicimos un concurso en que participaron los chicos de las escuelas y muchísimos adultos en varias categorías. Todos dejaron sus dibujos, su muestra de amor al Negro. Finalmente representantes de todas las subcomisiones eligieron entre más de 100 trabajos cuáles eran los que creían que reflejaban mejor los 100 años del Negro. Los logos ganadores fueron presentados en la Fiesta del 99º Aniversario, donde comenzó oficialmente el año del Centenario de nuestro Cremería, y comenzó también la cuenta regresiva, que en el canal local nos iba indicando los días que restaban para la noche más esperada.

Es en vano contar la cantidad de actividades que se hicieron durante esos 12 meses y en las que el Grupo Centenario aportó su granito de arena, basta con nombrar algunas: se realizó una muestra de fotos en el Museo Municipal llamada CREMERíA: UN SIGLO DE GLORIA Y SUDOR, que recorrió la historia del Club, con fotos, recuerdos e indumentaria de todas las disciplinas, y sobre todo con copas… muchas copas.

Se organizó la decoración de todo el centro de la ciudad para recibir los Cien Años del Negro a lo grande, como nuestra historia, a lo grande como estamos acostumbrados los negros.

La caravana más multitudinaria y alegre que recorrió las calles de nuestra ciudad también fue hecha por gente de Cremería que, mostrando los colores del corazón, se sumó masivamente a la propuesta del Grupo Centenario y recorrió los lugares históricos por donde pasó y creció Nuestro Glorioso Club.

Podríamos seguir enumerando cosas porque el 2006 fue un año de mucho trabajo y mucha unión, fue el año de nacimiento del Grupo y donde se sentaron las bases de trabajo que aún hoy, cuando pasaron ya más de 5 años de aquella primera reunión, continuamos teniendo.

A partir de la Fiesta de los 100 Años el Grupo debió replantearse cómo seguir; el objetivo estaba cumplido, pero nadie tenía ganas de dejar de trabajar por el Club. Fuimos a muchas reuniones donde no teníamos de qué hablar, sólo nos juntábamos, es que los negros necesitamos estar juntos. En silencio pero juntos. Largos silencios; después decidimos que siempre hay cosas por hacer y que nosotros podíamos hacer lo que nadie hacía. Cada Subcomisión trabaja mucho para cumplir sus objetivos, contener a los chicos, y juntar los fondos suficientes para llevar adelante su actividad. Nosotros podíamos trabajar en los espacios comunes y ayudar a las Subcomisiones cuando nos necesitaran. Empezamos por pintar las mesas y bancos del Complejo para la Temporada de Verano. Seguimos colaborando para los Aniversarios subsiguientes y las muchas fiestas de campeones que tuvimos.

Pero nosotros pensábamos en grande… queríamos hacer obras, modificar cosas, comprar otras, y necesitábamos plata. Sin fondos no iba a ser fácil concretar los proyectos.

Hicimos rifas, chancho móvil, vendimos remeras… no alcanzaba. Surge la idea de hacer una fiesta, una fiesta para juntar fondos para el Club; era verano, “hagamos un pata pata” dijo alguno. Y lo hicimos. Fue un éxito. 600 personas bailaron hasta el amanecer en el Salón del Club. Pasaron dos meses, hicimos otro. Teníamos fondos.

Lo primero que se decidió por votación fue cerrar el frente del playón del Club. Hacer el tapial y la reja tantas veces postergados por necesidades más inmediatas. Después vinieron más fiestas y la inversión fue en el Complejo. Hicimos 3 decks de madera, dos para tomar sol y uno como plataforma para el bar/buffet de la Pileta. Compramos 50 reposeras nuevas, colgamos hamacas paraguayas para darle otro marco a la imponente Pileta Olímpica. Seguimos trabajando y conseguimos poner manos a la obra en la reforma de la cocina del Salón, el lugar que vio nacer al Grupo: mesada nueva, puertas guillotina, pintura. Ayudamos a los chicos del Rugby en la compra de materiales para terminar la ambiciosa obra de buffet + vestuarios + salón de usos múltiples que ellos realizaron.

Hoy el Grupo creció, somos 30. Algunos son muy jóvenes, otros no tanto. Algunos estamos desde siempre, otros se sumaron para siempre. Tenemos proyectos, tenemos compromiso, tenemos ganas y tenemos el corazón pintado de Rojo y Negro. Nos hicimos Amigos, nos Respetamos, nos Queremos, nos Comprometimos con el Club y nos Ayudamos entre Todos. Nos Une el Mismo Objetivo. Nos Une el Mismo Amor. Nos Une Cremería.